Hembras y Parejas.

Females,Lesbians and couples nude/naked and some times doing it. Hembras,Lesbianas y parejas desnudas o en muchisimas ocasiones haciendo sexo. Seguir a Extraosoador en Twitter Sitio exclusivo para adultos mayores de 18 años,todas las imagenes son propiedad de sus autores.
free counters Hembras y Parejas followers

#RelatosEroticos – Habitación 69

#RelatosEroticos – HPero la curiosidad pudo mas conmigo al ver los perfumes…Rabanne mmm…Christian Dior mmm.. un set masculino para afeitar… y un traje prolijamente colgado de corte italiano.

Quien seria el dueño! Escuche abrir la puerta y me sobresalte, con tan mala suerte que al dar vuelta caí en el jacuzzi!
Cuando mire… había un hombre alto, elegantemente vestido de traje oscuro y camisa blanca mirándome.No sabía que decir…:

- Holaaa!…perdón… me caí! .- y mi cara dibujo una sonrisa pícara.

Estaba ahí metida con las ropas mojadas que se pegaron a mi cuerpo y marcaban mi anatomía! Él se acerco mas y sonrió

- Como te llamas? -
- Sissy!.. Yy.. Tú?-
- André! -y puedo preguntarte..Sissy? Que haces en mi tina?

Volví a sonreírle y en tono de broma le dije:

- Tenía calor!! …y decidí refrescarme un poco! -

Volvió a sonreírme…y era preciosa su sonrisa.
Algo tenía que decir.. y…y de donde eres André? -

- Italia y tu?-
- del hotel! – jajaja….reímos los dos… en forma cómplice.

Me dio la mano para ayudadme a salir y me dijo:- la próxima…deberías meterte sin ropa? -

- Lo haré!.. Sino te molesta?-

No hay problema… cuando quieras!! …si puedo ver… o acompañarte?-

- mmm….Es una propuesta ? – dije Lo mire al los ojos y me gustaba.

Había en su mirada un toque de misterio que me derretía.

- Nadie lo sabrá! – me dijo Y me alcanzo una bata.

La deje caer al suelo..Estaba ahí con ese atractivo hombre…porque no?….
pensé.. Que voy a perder!
Y la verdad estaba encantada ante su presencia seductora.
Lo mire a los ojos…como diciéndome: esto es lo que quieres? ….
y comencé a desabrochar mi camisa lentamente.. Luego mi falda, y quede con mi ropa interior.
Me había puesto un conjunto de encaje blanco que resaltaba el color de mi piel…él se acerco a mi con cuidado…puso sus manos sobre mis hombros y de forma suave me acaricio..
Paso su mano por mis cabellos y beso mi cuello. Continuó en mi mejilla y luego en mis labios.. Cada beso era endulzante …mi boca busco la suya para unir en un beso intenso …era una sensación rara..Pero había una atracción irresistible entre ambos.
Lo ayude a quitarse la ropa lentamente…sin dejar de besarnos…para quedar desnudos frente a frente tocándonos. Nos metimos en el agua que yo misma había preparado.

Me senté entre sus piernas… Mi espalda quedo apoyada a su pecho y la espuma se deslizo por la piel envolviendo nuestros cuerpos de una exótica fragancia….
André besaba mi cuello…mis orejas… para seguir bajando por mi espalda…
Me abrazo para acariciar con delicadeza mis senos y pellizcar mis pezones de tal forma que cierro mis ojos y lo vuelvo a desear.
Sentí como su miembro endurecido se apoyado en mis nalgas y comencé a frotarme.. Encantada de sentirlo…Su mano bajo hasta mi vulva… y fue a la caza de mi perla…que creció de placer entre sus dedos…me retorcí al sentirlo llenarme de cosquillas y comencé a gemir cuando me penetro con los dedos.. Era delicioso lo que estaba haciendome.

Me llevaba al clímax solo con sus besos y con sus manos… mi cuerpo se arqueo al sentir esa descarga eléctrica subiendo desde mi interior hasta dejarme sin fuerzas… El me mantuvo así contenida en sus brazos… Esperándome..
Ahora era mi tiempo quería sentirlo a él… salí del jacuzzi y le pedí que viniera conmigo..
Nos acostamos en esa enorme cama con una de las vistas mas hermosas de Buenos Aires…
pero la mejor visión la estaban teniendo mis ojos…me senté…poniendo mi sexo sobre su pene…
duro y ardiente… mis manos lo acariciaron dibujando el contorno de su rostro…
bese su mentón… el cuello… baje a su pecho y las tetillas… me encanta pasar mi lengua… y darles suaves mordiscos…continué…baje a su vientre…  mire su cara pidiéndome que continuara…y siiii!!! …eso es lo que yo mas quería hacer!!!Mis manos se deslizaron ansiosas por tener su miembro entre la pulpa de mis dedos…  y llevarlo a mi boca como el caramelo mas dulce que quería chupar hasta deshacer con mi lengua.Chupaba…Mordía… Besaba y jalaba su pene a mi antojo…era mi hermoso juguete de carne. Me deleitaba con cada parte…metiendo sus bolas a mi boca…y repartiendo mis besos y mordiscos en el interior de sus muslos.Pequeñas gotas se escaparon cayendo en mi lengua….pero había mas… con mi mano húmeda y mi boca continué masturbándolo…adore mirar su cara de placer y verle entregado disfrutando ese momento juntos. Estuve así jugando con su pene…colocándolo entre mis tetas y con la punta de mi lengua exploraba el glande…
mantuve el ritmo entre la suavidad y lo salvaje de mis deseos…hasta que él no pudo mas…
y sentí el semen caliente descargar en mi garganta…
disfrute hasta la ultima gota que quedo en mi paladar y mis labios…
Habíamos vivido en momento calido lleno de exquisitas sensaciones…
El se levanto y fue en busca de una botella de champagne y dos copas… me sirvió y brindamos…por este encuentro inesperado.

Hablamos sobre la vida y lo que nos gustaba…desnudos acariciándonos… bebiendo y riendo.. Pero yo soy así y quería mas..Y volví a mis juegos derramando un poco de champagne sobre su pecho para lamer…y el sobre mi lo hizo también… era un ida y vuelta … nuestras lenguas lamiendo y las bocas buscando esa combinación golosa de sexo y alcohol…baje hasta su miembro y puse mi sexo sobre su cara.. Queríamos ese 69….su lengua se hundió en mi vagina…dando toques en los labios… y atrapando mi clítoris… Ahhhhhhh…era muy bueno…no podía dejar de gemir y perder su pene en mi boca…mordisqueando su glande… bajando hasta sus testículos…y mi lengua jugueteando en su ano.Ya no daba mas… lo quería coger. y así de espalda puse su pija en mi vagina y comencé a mecerme…ahhh…cada vez mas … mas…y no podía parar… él estimulaba mi botoncito de tal forma que estalle en un orgasmo intenso…Me incorpore para ponerme en cuatro…y vi su expresión de gusto…metiendo todo su miembro de una para comenzar a embestirme con fuerza…lo sentía entrar y salir..y le pedí mas .. Siiiiiiii…si amor cojéeme – dame mas – así me gusta! – y mi cuerpo se movía a su ritmo.. me gustaba sentirlo así.. Palmeo mis glúteos y me pedí mas…ahhhh…siiiiiiiiiii….dame mas- creo que mis ruegos lo estaban llevando al límite… y a mi también… porque terminamos estallando juntos…quiso acabar afuera… Pero mi boca fue en busca de su pene para dejarlo nuevamente llenarme de semen… y lo estábamos disfrutando… chupe todo hasta sentir que no había mas… André puso mi rostro entre sus grandes y suaves manos y me dio un beso en la boca de forma intensa…Wow cuanta pasión!!
Decía un amigo: Si un hombre te besa luego de que acaba en tu boca…eso es amor!

Y este italiano había robado mi corazón…



Read more:http://venezuelasexual.com/habitacion-69/#ixzz3AHHFKOqH

PAULÃO E A FUNCIONÁRIA NOVA

overdose-de-orgasmos:

Meu nome é Paulo, sou marido da Soninha, ela me convenceu a fazer esse conto, vou tentar…eu vou falar e ela vai escrever, eu tenho
1,88m de altura e 92kg, sou forte por causa de academias que frequento, e tenho um pauzão grandão grossão que já fez muita mulher feliz, inclusive
a Soninha, ela…

A professora submissa - Capítulo 12

overdose-de-orgasmos:

Depois que elas saíram do restaurante italiano , Lisa dirigiu o carro pela cidade por cerca de 15 minutos , quando de repente ela estacionou próximo a um barzinho bem ralé… era um lugar pouco prestigiado , o barzinho estava quase vazio , havia apenas dois ou três fregueses lá dentro… além disso a…

Comida no meu consultório

sobredosis-de-orgasmos :

Meu nome é Marcela, tenho 26 anos Presentación, 1,68 m, 58 kg, Cabelos Castanhos claros lisos e compridos Olhos Castanhos, seios médios e durinhos e um bumbum de fazer inveja. Sou dentista e tenho um Consultório aqui em São Paulo. Sou casada há dois anos Presentación e meu marido del é Diretor de Empresa grande uma, Motivo …

Relato Erotico:Haciendolo con el Jefe

Haciendolo con el Jefe

 
Soy adicta a los relatos eroticos, me llenan la cabeza de fantasia cuando estoy en la cama. Aprovechando el anonimato, es excitante escribir experiencias que cada quien ha vivido y que otros se calienten leyendolas. Asi que he decidido contarles como le fui infiel a mi marido y con mi jefe. Para empezar me identificaré como Katy, me casé a los 22 años con Ruben de 25 años, todo iba bien hasta que empecé a trabajar como secretaria ejecutiva para una empresa x, mi jefe era don Julio Sanchez (nombre ficticio también), un señor de cincuenta y tantos años de edad, de buen porte a pesar de su edad, con canas en la sienes y una persona que sabe guardar su figura, tuvo que haber sido muy guapo de jóven indudablemente. En mi caso tengo 1.65 metros de altura, con un cuerpo bonito, lindos senos y un porte de piernas delgadas y un trasero en forma de corazón, nunca tuve problemas para tener pretendientes antes de casarme. Mi marido nunca tuvo celos por mi jefe, ya que don Julio era demasiado serio en su trabajo y casi nunca bromeaba o trataba de entablar conversación con sus subordinados, asi que no se relacionaba con nadie y algunos le llamaban “scrooge” como la historia de navidad. Resulta que por la crisis que empezó el año 2008, tuvimos que reunirnos con las demás sucursales o subsidiarias de nuestra empresa. Dicha reunión sería en una ciudad relativamente lejana a donde estaba la central. 

La idea no le gustó mucho a mi marido, pero con quien viajaría sería con mi jefe, entonces cedió y me deseo mucha suerte en esa convención. Desde que salímos del aeropuerto, don Julio cambió completamente su forma de ser, era una persona amable y sonriente, además ya no utilizaba su funesto traje oscuro, sino una combinación bastante sport. Ya en el hotel de la convención, nos instalamos en diferente piso y diferente habitación por supuesto. Ese día, hubo una presentación de resultados y propuestas estrategicas y nos tocaba presentar lo que hacíamos en este tiempo de crisis, durante una semana habiamos trabajado nuestras presentaciones, y nos tocó ese día, fue allí donde apareció el Julio que yo no conocía, una persona super inteligente, preparado y todo un profesional, la forma en que se desempeñó fue formidable, me quedé impresionada de mi jefe, todo lo que preguntaba lo contestaba eficientemente y hasta con sentido del humor en ocasiones, casi lo ovacionaron cuando estaba por finalizar, y allí fue lo que más me sorprendió, dijo en público que la clave para hacer una presentación como la que había hecho, se debía a una eficiente persona que ha llevado todo el registro a la perfección, y quiero que se le brinde un aplauso a mi secretaria, y me dijo que me pusiera de pie mientras los demás me brindaron también una ovación. Luego el Gerente General de la empresa nos volvió a felicitar y en público me indicó que la empresa necesitaba personal de apoyo como yo y dijo otras cosas muy agradables de mi persona. Al final de las presentaciones, nos retiramos a nuestras habitaciones y luego nos quería en el coctel de bienvenida que daba el hotel a nuestra empresa, lo cual sería en unos de los salones. Me cambié ropa para la ocasión, y también aproveché para hablar por telefono con mi marido y contarle lo maravilloso que había sido este primer día. Aún no sabia lo que vendría. Me puse una combinación de un vestido corto, con cincho dorado, tacones altos, para compensar mi pequeño tamaño. 

El primero en recibirme en la puerta fue mi jefe, quien caballerosamente me dio el brazo para llevarme a presentar con algunos de sus amigos, jefes de otras sucursales. Me hizo sentir importante y sobre todo mi impresión de un hombre interesante fue creciendo sobre él, de hecho me sentía atraida. Me tomé algunos traguitos y estuvimos en una mesa con mi jefe y con personas muy amables y chistosas. Realmente estaba pasando un rato muy agradable. A la par mia estaba mi jefe y muchas veces el se acercaba para preguntarme como la estaba pasando, yo varias veces me recostaba en su hombro, lo sentí como una figura paternal en ese momento. Pasaron las horas y no lo sentí junto a mi jefe. Me invitó a bailar y no pude negarme, resultó ser un excelente bailarin, de aquellos que hacen sentir bien a su pareja, durante el baile pude sentir sus brazos y su torso, eran fuertes y duros, se veía que don Julio dedicaba cierto tiempo a su fisico. Aun pienso esa fuerza que me hacía estar a su lado, yo no quería que bailara más que conmigo. Fuimos de los últimos de abandonar el salón, los traguitos me desinhibieron y bromeaba y parecíamos amigos de toda la vida, además nos abrazabamos a cada rato. Las últimas piezas que bailamos fueron las románticas, yo con mi cabeza en su pecho o en su hombro, y el pláticandome al oido, susurrandome cosas que alimentaban mi ego. Nunca me dijo nada insinuante o fuera de lugar, solo me indicó que era una mujer muy bella y que mi marido era el hombre más afortunado del mundo al tenerme. Y sucedió lo indecible. 

Cuando estuvimos frente a su habitación, tomé la iniciativa de despedirme, nos dimos un abrazo fuerte, nos quedamos abrazados no sé, unos quince segundos, su boca se acercó a mi oído y me dijo –quisiera que entraras a mi habitación un rato-, yo iba a decir que no, pero el me rogó con sus manos juntas. Le dije que sí. Me fui delante de él, cuando hubo cerrado, sus brazos me rodearon, sin ser bruscos, me tocaron mi senos sobre el vestido, luego bajaron sus manos a mi caderas, subió mi vestido y me acarició con mucha experiencia, yo solo repetía sin convicción –oh no- -no por favor- -por favor, noo!-, una de sus manos ingresó dentro de mis braguitas y tocó los labios de mi vagina con suavidad pero con determinación, y con mucho ardor, mi vagina no pudo mentir acerca de que, me estaba mojando por dentro, ya que uno de sus dedos se coló dentro y rápidamente se dio cuenta que yo estaba húmeda. · Estas mojadita!- me dijo dulcemente. Don Julio desabotonó mi vestido por atrás y este cayó al suelo, también su paquete se pegaba a mis nalgas con todo erotismo. Luego me acostó en la cama y con toda sabiduria me sacó mis bragas, me abrió las piernas, allí emití el último –no por favor!- y luego se sumergió entre mi vulvita, comenzó a chuparla con toda la experiencia de un hombre de medio siglo. Yo me aferraba a las sabanas de la cama, gemía y me retorcia de placer, este hombre me lamía la panochita como nadie lo había hecho, no tardé en chorrearme en su boca, don Julio me abría más las piernas para llegarme su lengua hasta donde nadie había llegado. Su lengua era más aspera que la de mi marido y eso me estaba matando de placer. Yo no quería que me dejara de comer la panocha, no se cuanto tiempo se la estuvo comiendo, pero pareció un siglo, yo eyaculaba y eyaculaba lubricantes en mi panocha. Luego, me tomó de los muslos y me levantó un poco las nalgas de la superficie de la cama, su intención era darle un tratamiento oral también en mi ano, su lengua parecía una serpiente tratando de lamer y comerse mi culito. Su lengua en mi culo me dio también un placer enorme, después el recorrido de su lengua era de mi culito a mi clitoris, -ya no don julio, ya no aguanto! - le repetía yo a él. No pude evitar correrme de nuevo y emitir otra tanda de lubricantes en mi rajita. Además ocasionalmente metía dos dedos en mi panochita para masturbarme mientras me comía el clítoris. Dejó de mamarme, cuando se desnudo enfrente de mi, cuando se bajó su boxer, pude ver su gran pija, era larga y gruesa, talvez el mismo largo de la de mi marido, pero era el doble de grueso. Se subió sobre mi, su enorme glande lo estuvo frotando contra mi pepa y mis pliegues vaginales. Esto también me puso muy excitada, más de lo que ya estaba. · -la quiero adentro por favor- le dije, rápidamente reaccioné y no creia que yo había dicho eso. Sentí su enorme pija meterse dentro de mi pequeña vagina, se fue resbalando poco a poco mientras yo chillaba de placer, cuando me había penetrado la mitad de su pene, se puso a bombearmelo con suaves movimientos, pero cada vez me la enterraba más adentro de mi feminidad. Después de varios minutos en ese tratamiento, por fin la tenía metida toda, me sentía llena por lo grueso de su pija. 

Con movimientos pelvicos me estuvo penetrando profundo, mientras me bajaba el sujetador y su boca se prendia de mis tetas. Por un momento pensé en lo que estaba haciendo, siendole infiel a mi marido, pero el placer eclipsaba mi conciencia. Este hombre me estaba cogiendo delicioso. No podía creer que estaba llegando a mi tercer orgasmo, el cual fue brutal, don Julio supo cuando debía acelerar sus pistonazos para hacerme llegar a ese momento cumbre. Luego, me cambió de posición ahora se colocó de lado atrás de mi y me penetró levantandome la pierna, no es una posición en donde haya máxima penetración, pero me estimulaba con sus manos en mi clitoris, yo jadeaba de placer, era todo lo que yo podía hacer. Luego me puso sentada encima de su pija, él acostado boca arriba, ahora yo era la que llevaría el control, ya mi panochita se había amoldado a su grueso miembro. Lo cabalgue suave al principio, pero cuando estuve cerca de mi nuevo climax lo cabalgue como a un caballo salvaje. En ese momento nos vinimos juntos, yo a mi cuarto orgasmo y él me relleno de esperma caliente mi bollito, parecía que me estaba orinando, fue un largo chorro acompañado de los gemidos tradicionales de los hombres en climax. Los dos terminamos suamamente cansados. Aún con la respiración acelerada, alli acostada desnuda en la cama, mi cabeza pensaba en dos cosas, por un lado la deliciosa cogida que me habían dado a la una de la mañana, y por otro los cuernos que le había puesto a mi marido. El sueño me ganó la partido y me quedé durmiendo en la cama y la habitación de don Julio, a su lado. 

Con la claridad de la mañana, me levanté, vi el reloj, la convención iniciaría ese día dentro de un poco más de una hora. No podía salir con esa cara al pasadizo asi que pensé en bañarme allí, ponerme la ropa de anoche y salir al pasillo, meterme en mi habitación que estaba en otro nivel, y no a la vecindad. Me empecé a bañar rápidamente, en mi cabeza me pasaba toda la sesión que había tenido con mi jefe. En eso estaba cuando de pronto, se abre la cortina de la ducha.. era don Julio. Ya no me tapé, para que!, el ya me conocía todo lo intimo. Asi que lo saludé. Me saludó muy atentamente, me preguntó si podía bañarse conmigo, yo le dije que pasara. Durante el baño, me dijo que me limpiaría la espalda, asi que le di el jabón, pronto sus manos con jabón se convertirían en caricias, me acariciaba la espalda, las nalgas y sus dedos jugaban con los pliegues de mi panocha, de pronto nuevamente me invadió esa sensación de seguridad, de atracción, de paz. Nuestros labios se volvieron a unir frenéticamente, solo recuerdo que el me cargo asi desnuda, me colocó en la cama y mi cuerpo lo volvío a recibir dentro. Abri las piernas al máximo para sentirlo en mi interior, me penetró y nos movimos un poco más que salvaje que la noche anterior, gemimos como animales en celo, mis tobillos en sus hombros, ambos explotamos al unísono, él dentro de mi. Luego, entré al baño a lavarme al menos la cuca y salír para mi habitación. Durante ese segundo día de la convención, nuevamente mi jefe se ganó el show, y lo cuento, porque sentía que el merito era compartido conmigo, por ratos me sentía bien de estar cogiendo con ese gran hombre, que tanto respeto infundía en los demás. 

En el receso de la mañana, escribi en un papelito y se lo llevé a don Julio, el papelito decía “te espero en mi habitación en 5 minutos”, llegué primero a mi habitación y me desnude sobre la cama, luego ingresó don Julio, le dije que se acercará (yo sobre la cama y el parado al pie de ella), le bajé el cierre de su pantalón y le propine una deliciosa mamada de verga, la chupé con todo el deseo posible, su falo estaba duro como la roca, luego el me abrió las piernas y me chupó la pepa, me hizo retorcer alli en las sabanas, luego se subió encima de mi y me hizo nuevamente suya, me clavó profundamente su gruesa verga, me hizo gemir y venirme en pocos minutos. Otra vez terminó dentro de mi. En menos de 12 horas se había acostado conmigo tres veces, -que me pasa con este hombre??- pensaba dentro de mi. Como ustedes supondrán, en la noche tuvimos otro encuentro más. El llevó dos botellas de vino a mi habitación y follamos como enamorados. Me echó vino en la panochita y se lo bebió mientras me chupaba el sexo. Esa noche debo confesar que me hizo sexo anal, yo no pude oponerme, pensé que me rompería el culo por lo grueso de su miembro, pero mi culito se lo tragó todo y me hizo venir como pocas veces. Siempre quise experimentar el sexo anal, pero siempre creí que sería con mi marido, pero fue mi jefe el primero que me hizo tener un orgasmo a través de mi recto y me gustó. Terminó la convención, yo regresé a la casa con mi marido. Toda una perfecta puta que venía de ponerle los cuernos a su marido. Ya en el trabajo la vida siguió como de costumbre, don Julio un perfecto indiferente ante sus empleados, en cuenta yo. Por un lado estaba ofendida por eso, pero más adelante agradecí a don Julio que asi fuera, ya que nadie se dio cuenta de nuestra affaire y tenía otra oportunidad. Dentro de dos meses viene la nueva convención anual y no sé que pasara….

Relato Erotico:El Anillo de Casada.


Relato:El anillo
EL ANILLO


Es increíble como los símbolos pueden controlar tus reacciones y hasta forma de comportarse. Mi comentario surge por mi propia experiencia al tener que dejar de usar mi anillo de matrimonio por presentar una condición en mi piel que me produce un salpullido en la zona de los dedos alrededor del anillo.


Esta condición la desarrolle luego de 10 largos años usando mi anillo día tras día, noche tras noche. Ahora tengo 34 años y soy Contador público con una buena cartera de clientes y solo un hijo de 8 años que pasa mucho tiempo con la nana y su papá. Me encanta mi trabajo y hasta ahora todo había marchado de maravilla. Suelo viajar a visitar a mis clientes con cierta frecuencia en ciudades cercanas a casa, aunque casi nunca pernoto afuera.


A la semana de dejar de usar mi anillo de casada había notado un cambio en el trato de los hombres conmigo. Eran más gentiles y cordiales. Sus palabras más cargadas de expresiones hermosas y halagadoras para mi cuerpo y mi forma de vestir. Sus contactos físicos son más abundantes y hasta atrevidos. Hacía tiempo que no sentía un brazo en mi cintura que no fuera mi esposo, o una caricia en mi pelo o un roce descuidado en mis nalgas. Yo misma me sentía como más pícara y traviesa, cambiando hasta mi forma de vestir por atuendos más juveniles y atrevidos. Cambie mi peinado y hasta el maquillaje que antes poco usaba. Era la condición de no llevar el anillo que te marca como mujer casada. Les cuento:


Una noche tuve que quedarme en una ciudad a dos horas de mi casa porque mi coche se daño y lo reparaban al día siguiente. Como tenía pendiente algunas reuniones decidí quedarme y así se lo comente a mi esposo quién lo aprobó ya que no le gustaba que yo manejara en la carretera de noche. Todo parecía normal solo que las oportunidades las pintan calvas. Pablo es un abogado que apenas había conocido ese día y desde que nos presentaron sus atenciones fueron completas. Su mirada reflejaba una atracción poco usual, más como un flechazo de Cupido que un secreto de Afrodita. Se ofreció gentilmente a ayudarme con el problema del carro, luego me llevo a un centro comercial a comprar algo de ropa para cambiarme porque el problema del coche me había pillado sin nada excepto los papeles de trabajo. Pícaramente me llevo a una tienda de damas y con mucha confianza se dirigió a la sección de lingerie. Al momento me hizo mucha gracia pero al ver que el mismo escogía con mucho gusto y acertando mi talla un conjunto de brassiere y tanga blanca espectacular el cual él mismo canceló y solo pidió que lo modelara para ver si había acertado en la talla.


Todo transcurría como una linda seducción mezclada con mucho cariño y atenciones. Cumplí lo solicitado y saliendo del vestidor en una salita semi privada desfile ante él las pequeñas prendas de vestir para su deleite. A pesar de que la delgada tela apenas cubría mis vellos y dejaba mis nalgas totalmente descubiertas y mis pezones se transparentaban en la tela del brassiere, me sentía como una quinceañera por todas las atenciones y sobre todo por esa actitud de querer llevarte a la cama pero con estilo y picardía. Le gustó tanto que me regaló además una baby doll transparente por haber aceptado el reto. Completamos el resto de las compras y fuimos a cenar. Luego de un rato muy agradable y divertido le pedí que me llevara a un motel cercano y me respondió que porque no me quedaba en su apartamento y ahorraba el gasto del hotel. Al instante iba a responder que no podía porque era casada y fue cuando caí en cuenta que hasta ahora no le había dicho cual era mi condición civil. Pablo me estaba enamorando y me deseaba como pareja más que como un momento pasional.


No pregunten, pero acepte y termine en su carro muy sonriente con una botella de vino para deleitarnos antes de dormir y mis bolsas de compra para cambiarme la mañana siguiente. Llegamos y gentilmente me tomo de la mano y me abrazo en medio de la sala. Su beso estaba cargado de sentimiento y era prácticamente una declaración de amor. Deje que la fantasía tomara posesión en mi y le devolví el beso con la misma ternura como lo recibía. Recordé a una vieja amiga que decía que si no existe compromiso entonces no haces daño a nadie… e inmediatamente borré del pensamiento a mi esposo.


Pablo era muy buen amante, sus manos acariciaron y tocaron rincones íntimos que nunca antes habían sido explorados. Sus habilidades en el sexo oral hicieron que alcanzara varios orgasmos mientras sus labios y su lengua, jugaban con mi cuquita y bebía mis jugos con gran placer. Temía que después del largo día no presentara mi mejor aspecto pero el aroma de mujer lo excitaba mucho y constantemente lo repetía. Hubiese preferido haber tomado una buena ducha pero no fue necesaria. Luego mostró una capacidad de aguante y contuvo su eyaculación aún después de haber estado cogiéndome por más de una hora. Me ardían los labios por el exceso de fricción pero las distintas poses me hicieron recorrer en ese breve tiempo todas aquellas formas de cómo había experimentado el sexo en el pasado. Su eyaculación fue fuerte y caliente. La abundancia de su semen me sorprendió al derramarse desde mi cuquita por mis muslos tal como si estuviera orinando. Finalmente, nos duchamos juntos donde continuamos las caricias y placeres como una pareja de recién casados.


Hervía en decirle la verdad y luego de ponerme la tanguita blanca con el baby doll, luciéndoselos a él se me ocurrió contarle la verdad. Su reacción al instante fue de silencio, luego se tomó prácticamente la botella de vino el solo y se acostó. Notaba su molestia y decepción e inclusive su aura cambio de color. Ofrecí cualquier cosa para compensar la situación y me dijo que no me preocupara que me daría lo que toda mujer casada busca en su amante: una buena follada o cogida. Comenzó de nuevo a besarme y acariciarme, pero esta vez con una rudeza que rayaba en la violencia. Sus fuertes caricias me excitaron rápidamente porque por algún motivo nosotras las mujeres tenemos algo de masoquista muy internamente que nos gusta el trato rudo.


Sentía como había empezado a jadear y mis primeros orgasmos ya se me habían escapado descontroladamente, y entonces me coloca boca abajo con mi colita en alto, arrancándome la tanguita y comiéndome el huequito del culo con placer y deleite. Se había convertido en una especie de ser sexual, casi animal y transmitía su energía con tanta fuerza que a los pocos minutos mi culito lo tenía invadido por su inmensa verga y a pesar del dolor y malestar era placentera la situación en que me encontraba y mi orgasmo fue espectacular. Finalmente quedamos dormidos del cansancio y me abracé a él con mucho amor, buscando su calor y un regreso a ese gentil caballero que me había invitado a su casa.


Amaneció temprano para mi porque apenas había salido el sol y ya me habían cogido nuevamente en la posición misionero pero con una intensidad que la cintura me dolía. Con un cariño algo fingido me convido a desayunar y luego me llevo a recuperar mi coche. Su despedida fue muy gentil y solo me dijo con mirada lasciva de que era un bello polvo y lástima que la ilusión fue breve. Que lo buscara la próxima vez si quería tener otra noche de sexo puro.


Regresé a casa tranquilamente y sin remordimientos. Realmente había gozado enormemente y hasta lo buscaría de nuevo porque los polvos fueron grandiosos. Bueno como amante, y como bien lo dijo él, quizás solo para tener sexo, lo de los novios se lo inventó el solo…

De tanto provocar… me queme 11 de diciembre de 2013 por danielamartin2011

De tanto provocar… me queme

11 de diciembre de 2013

Verano… playa de Guadalmar… tomando el sol en topless con mi prima Mercedes (que también lo hacia)…16h de la tarde…40 grados en Málaga… playa medio vacia ya que era entre semana…

Era uno de esos días que no se podía estar tomando el sol porque apretaba demasiado y mi prima y yo no parábamos de remojarnos. Al no haber tanta gente, íbamos a bañarnos solo con la parte de abajo porque apenas había nadie… Mi prima tiene un cuerpo muy bonito con unas tetas bien puestas (talla 100) y pelo muy pelirrojo, llamando mucho la atención. Yo soy pequeñita con un culito bastante bien puesto y de pecho normal, talla 90 pero bien puestas.

En una de las veces que salimos del agua las dos camino de las toallas, vimos una pareja de chicos que se pusieron bastante cerca de nosotras y tendrían alrededor de unos 30 años. La primera impresión fue que eran bastante guapos, pero fue cuando en una de las veces que volvieron a sus toallas, pudimos verlos mejor.

Los dos tenían un bañador por encima de las rodillas, de musculatura mas bien marcados, barbita uno y perilla otro y me llamó la atención, el paquete de uno de ellos que tenia el bañador pegado y su polla parecía bastante grande…

Mi prima y yo pasamos un poco del tema pero al darnos la vuelta y ponernos la parte de abajo en plan tanga para que tuviéramos las minimas marcas, mi prima se dio cuenta que no paraban de mirarnos el culo y que comentaban algo entre ellos. Eso nos hizo reírnos y ellos se dieron cuenta, por lo que a escasos 10 metros casi se escuchaba la conversación que tenían los dos… nos hacíamos las tontas mientras estábamos boca abajo pero llegaban comentarios como: “mira el culazo de la morena”, “la pelirroja tiene un pollazo”, “fíjate en las tetas cuando vayan al agua”… cosas asi… y mi prima me dijo: “vamos al agua sin sacarnos la parte de abajo para hacerlos sufrir?”…y yo le dije:”vamos!”

Dicho y hecho, nos pusimos de pie y yo me puse de espaldas a ellos y me incliné hacia delante para quitarme un poco de arena de las rodillas, dejando todo mi culo bien marcado para deleite de los dos chicos… y nos metimos en el agua… Mi prima y yo nos estábamos riendo bastante pero nos dimos cuenta que se acercaban a la orilla y nos dio la vergüenza y nos salimos… nos gustan las bromas pero de vez en cuando nos cortamos bastante!…y nos cruzamos con ellos haciéndonos las tontas mientras nos dábamos cuenta que sus ojos se dirigían a nuestras tetas..

Ahora estábamos boca arriba semi incorporadas cuando salieron del agua y el de la barbita se dirigió a nosotras con el bañador pegado y esa polla enorme marcada… nos pusimos algo nerviosas porque no sabíamos porque se acercaba y cuando se paró delante, con su polla a escasos 30 cm de mi cara, nos pidió un cigarro. Mi prima se lo dio y empezó a hablar con nosotras… Eran de Madrid y estaban por unos días en Málaga en casa de unos primos del otro chico y no conocían demasiado la marcha…era super guapo, pero el amigo de la perilla tampoco le iba a la zaga… Nos pidió permiso para sentarse ambos al lado nuestra y le dijimos que no había problema.

Allí estábamos las dos, que con el cachondeo habíamos provocado a los dos chicos y veíamos como recogían sus cosas para sentarse a nuestro lado, más bien en frente nuestra. Mi prima antes de que se sentaran me dijo que le gustaba mucho el de la perilla, por lo que no íbamos a pelearnos ya que a mi el de la barbita y paquetón, me encantaba. Como si lo hubiéramos planeado, el que me gustaba se puso enfrente mía y el otro frente a mi prima, y empezamos a hablar los 4. Yo estaba sentada reclinada con los brazos y manos detrás, mis pechos bien visibles y las piernas entreabiertas, por lo que en más de una ocasión pude observar como Marcos (asi se llamaba), me miraba las tetas y lo que mas me ponía era cuando le pillaba mirándome la entrepierna discretamente…

Nos fuimos al agua en un par de ocasiones y cada una hablaba con el “suyo”… eran muy agradables y guapos y la tarde pasaba demasiado rápida.

Cuando dieron las 20h, dijimos que nos íbamos y nos pidieron el teléfono. Daba la casualidad que todos teníamos BlackBerry y nos pasamos el PIN para poder chatear. Antes de irnos nos dijeron que el viernes era su última noche y nos invitaban a cenar y a tomar copas, y aceptamos (era miércoles y teníamos tiempo de echarnos atrás).

Al irnos nos reimos bastante las dos porque habíamos sido malas al principio y después nos quedamos cortadas, pero nos encantó ya que lo pasábamos bien y los chicos estaba muy buenos…

Aquella noche, no paré de chatear con Marcos desde la cama. Hacía muchísima calor y solo tenía un tanga y el ventilador a tope hacia mi, por lo que era imposible conciliar el sueño, y el otro parecía estar igual. De madrugada la cosa se calienta un poco y me confesó que en la playa estaba bastante cachondo cuando veía mis pechos y mi culo… y yo le dije que me había dado cuenta por el paquetón, a lo que él me aseguraba que en ningún momento se había puesto duro aunque si puede que un poco “morcillón”… y que estaba duro en ese momento… y me puso cachondisima… también me comentó que Raúl (el otro) estaba con la baba caída con mi prima y yo le dije que ella también estaba bastante interesada en él… y de tanta calentura la lié aun más…

El viernes llegó y finalmente quedamos los 4. Nos vimos en Puerto Marina y cenamos en una pizzería que estaba abarrotada. Yo iba con un vestido vaporoso negro a la altura de las rodillas y con la espalda y escote pronunciado y mi prima con uno ajustado blanco que marcaba bien sus curvas…ellos iban con bermudas y camisas de lino de distintos colores… muy guapetones.

Cenamos y nos fuimos a tomar unas copas hasta las mil… y nos pusimos bastante borrachos. Mi prima pronto se puso a enrrollarse con Raul y el chaval no perdía el tiempo aprentandole el culo… Marcos y yo nos inflamos de reir viéndolos y teníamos una conversación bastante más fluida que la de ellos…a lo que se me acerca mi prima y me dice: “nos vemos mañana, nos vamos. Nos vemos en el apartamento mañana”…y se fueron… nos quedamos helados Marcos y yo… pero le brillaron los ojos ya que veía que tenía el camino libre… lo malo es que yo tenía las llaves del coche… a mi prima siempre le quemaron bastante las bragas…

Marcos y yo ya estábamos tranquilos… nos pedimos la ultima copa y nos besamos… tenía unos labios carnosos y me gustó como me agarró por las caderas, ya que me acercó a él con mucha delicadeza. Besaba muy bien y no tenía prisas… nos terminamos la copa y me preguntó que dónde me apetecía ir y le dije que mi casa no andaba lejos. Mis padres tenían un apartamento en Torremolinos que alquilaban por semanas pero cuando estaba libre, lo usábamos mi prima y yo para quedarnos después de las juergas, playa, etc… ardía en ganas de follar con él. Y como buen caballero que era, me pidió las llaves ya que estaba mejor para conducir que yo y marchamos para casa. El trayecto hasta la casa era corto y pasó rápido… aparcamos en el garaje y subimos a la casa. El ascensor echó humo y sus manos ya me agarraron bien el culo por debajo del vestido mientras mi mano agarraba bien su polla… salimos…saqué las llaves de la casa y al abrir me extrañó que no estará echado el pestillo… y al entrar en el salón, Marcos y yo vimos a mi prima a horcajadas de Raul, follando acelerada  en el sillón y con un sonido de respiración-gemidos que nos quedamos super cortados… y le cogí de la mano y me lo llevé al cuarto… y yo que pensaba que mi prima no estaría…

Allí me fui al baño, me quité el tanga y me limpié un poco en el bidé y Marcos entró en el baño… estaba sin camisa, con el torso desnudo y las bermudas solas…descalzo y me dijo: “¿me limpias tu?”…era algo un tanto absurdo, porque con las ganas que nos teníamos allí estábamos los dos como tontos preparándonos el coño y la polla para follar, pero accedí y se bajó las bermudas. Yo aún tenía el vestido pero ya no tenía tanga ni sujetador y le bajé los bóxer mientras su mano buscó hábilmente mi coño…estaba super mojada… y al ver su polla bien dura me quedé maravillada.

Unos 20 cm bien ancha, vello púbico justo, dos grandes huevos que acariciaba y se escapaban de mis manos…y bien caliente. Se la limpié en el lavabo y me arrodillé para secarsela con la toalla mientras mi cara estaba a escasos centimetros de su capullo…y se la empecé a mamar. Él puso su dos manos en mi cabeza que acompañaba los movimientos de mi mamada y mi mano acariciaba sus dos grandes huevos que colgaban de tan gran polla… y nos fuimos a la cama.

Me desnudé y me puso a 4 patas, me empezó a lamer desde el coño hasta el culo, dilatándome todo… mientras me lamía, podíamos escuchar a mi prima en el salón gimiendo, y el sonido del sillón golpeando en la pared con sus movimientos… y Marcos cogió su polla y me la clavó en el coño cogiéndome bien fuerte de mis caderas. Mientras me follaba con buen ritmo pero lentito, me decía: “desde que te ví en la playa tenía ganas de ponerte así”…y cada vez que le decía “follame”… más ritmo le ponía… y más se lo decía…y más rápido lo hacía sintiendo como sus huevos golpeaban en mi clítoris… que placer más grande… casi llegaba al orgasmo y bajaba el ritmo…lo hacía a posta…llevaba muy bien el control… Lo puse boca arriba y me senté en su enorme polla notando como salía caliente de mí mientras apretaba mis paredes vaginales para sentirla más intensamente… Me agarraba las tetas y acariciaba mis pezones, y observaba como me movía… estábamos muy sudados pero el placr era muy intenso… era una follada de esas que disfrutas a tope… y se alargan y alargan mientras el placer no disminuye… de fondo mi prima ya había parado…pero se volvía a escuchar de nuevo… también estaban follando como perros… y allí seguía yo botando, a veces a cluclillas a veces con las rodillas en el suelo…a veces besándonos a veces yo montándolo como a un potro… vaya aguante que tenía…

En un arrebato me puso boca arriba en el suelo y cogió mis rodillas por debajo, levantándome levemente el culo, y me la empezó a clavar… ahora muy rápido… cayendo las gotas de sudor por su frente y por su pecho… ahora sus huevos golpeaban mi culo… en ese momento llegó el orgasmo definitivo de mi prima porque se enteró medio bloque del gemido que pegó… y en un movimiento mío, cogí la base de la polla de Marcos, la saqué de mi coño y la dirigí hacia mi culo.. la sopresa de Marcos era mayúscula en sus ojos y le dije: “hazlo lento”… y empezó a meter el capullo con cuidado, entrando y saliendo de mi culo prieto, pero con cuidado… poco a poco entraba más y mi excitación ya estaba al límite y comenzó a bombear con mas ritmo, y más ritmo…y mis gemidos fueron en aumento… en aumento… hasta que llegué a un orgasmo alucinante y Marcos no aguantaba más, sacando la polla y corriéndose abundantemente en mi barriga y coño con abundante semen que me llenó por completo…

Tras esa follada memorable nos pegamos una ducha ambos y nos enjabonamos bien con agua fría… nos besamos de nuevo y la polla se puso dura otra vez, pero ya era de día prácticamente y tenían que irse a Madrid en unas horas…

Al salir del cuarto con unos pantaloncitos y camiseta que me puse, vi como entraba en el otro baño Raúl completamente desnudo sin poder evitar mirarle la polla, la cual estaba también de lujo… madre mia… vaya dos tios… y fui por mi prima que se estaba vistiendo con la parte de abajo y sus pechos al aire y me dice: “Raul quería entrar en la habitación”… menos mal que no entró! jajaja

Se terminaron de arreglar los dos y nos despedimos de ellos… aun tenemos contacto via Whatsapp pero muy de vez en cuando. Han pasado 4 veranos de eso y cada una tenemos nuestras vidas…

A veces mi prima y yo recordamos esa noche… y no podemos evitar reírnos a carcajadas.

Besos

Relatos Eroticos:Una mujer decente y casada por Luzifer44 

Una mujer decente y casada 
Enviado por Luzifer44 


Por coincidencia acude a una fiesta con una chica que siempre le había gusta, solo que estaba casada y tenía un aire bastante altivo.

Malena es una chica argentina de unos 30 que siempre me gusto, alta, esbelta, ojos color miel, morena, con unos pechos levantados y culito sobresaliente, un bombonazo inasequible, tal vez por eso, y porque mis miradas son de todo menos discretas cuando alguien me atrae, nunca me habia hecho ni puto caso.

Trabaja de secretaria de alta direccion en una empresa que esta justo en la planta de arriba del edificio donde durante una epoca tuve mis oficinas, la verdad es que al final me jodia bastante su aire altivo y que sus saludos fueran frios y distantes.

Hace unas semanas estaba en la presentacion del disco de un conocido artista, era en una exclusiva discoteca madrileña, entrada vip con buffet y barra libre y muchos curiosos en la puerta, cuando estaba entrando alguien me llamaba a gritos

-Carlos¡¡ Carlos¡¡

Era Malena y una de sus compañeras de trabajo, horrible y cascarrabias a la que siempre deteste, me sorprendio que me llamara pues siempre me habia ignorado

-Hola Malena…como estas?

-Muy bien y tu?

-Bien..aqui a ver que pasa y a tomar una copa

-Que envidia, con tanto famoso y este ambiente….ojala pudiera…

-Mi invitacion es para dos personas si quieres te paso

-Ya pero y Julia

-Lo siento Malena, solo puede ser una persona….-en la mirada se me leia que solo podia ser una persona y que bajo ningun concepto iba a ser la perra estrecha y fascista que le acompañaba.

La tal Julia resignada alento a Malena para que se animara, cosa que al final hizo, llamo a su marido para decirle que le habian invitado a la fiesta, que acostara a la ñiña que tardaria un poco y paso a la discoteca conmigo.

La fiesta era como todas, solo que al tratarse de un artista vendedor, la calidad de las bebidas y el catering eran de primera, Malena llevaba un discreto traje chaqueta azul con la falda un pelin corta que resaltaba sus piernas largas y esbeltas. Abrumada por el ambiente y porque no conocia a nadie, ademas de que en este tipo de fiestas los tiburones acechan cualquier pieza (y Malena es caza mayor) me tomo del brazo y no se separaba de mi para nada, me preguntaba sosprendida por alguno de los invitados presentes (incluso le presente a algunos). Las bandejas de cava pasaban ante nosotros a velocidad meteorica y siempre cogia dos copas, le ofrecia una a Malena y me quedaba con otra a la que le daba un par de sorbos y que oportunamente derramaba en el suelo o en alguna maceta, de forma que a medianoche una vez terminada la cosa estaba fresco como una rosa, mientras que Malena llevaba un punto de los mas interesante, ademas discretamente en una de las copas de cava solte media dosis de MDDA en polvo, que entre otras cosas te pone muy cariñoso, a la una a Malena le brillaban los ojos y la camisa blanca que llevaba bajo la chaqueta llevaba desabrochada dos botones, su sujetador de encaje se atisbaba ligeramente.

-Guau¡ que bien estoy¡ me lo estoy pasando genial¡….donde vamos ahora Carlos?- estaba lanzada.

-Pues yo pensaba ir a tomarme la ultima copa a mi hotel

-A tu hotel?

-Claro…hace meses que no vivo en la capital

-Suena muy tentandor…pero….bueno te llevo en mi coche y me voy para casa.

Estuve a punto de darme un cabezazo contra la pared, estaba a punto y seria su marido el que disfrutara de la cosa, resignacion, no es la primera vez.

En el coche no podia evitar mirar sus maravillosas piernas, su falda se habia subido un poco y la vista era formidable, ella se daba cuenta y, a diferencia de otras veces, me miraba con complicidad, me arme de valor y fui acariciandole la nuca por el camino, ella acepto de buen grado. Al llegar al hotel, en medio de la despedida, comence a insistir, ya sabeis la letania, que si solo serian unos minutos, que una copa rapida, yo creo que el extasis le dio valor, el caso es que tras insistir un poco acepto subir a mi habitacion.

En el ascensor lo vi claro, la llevaba cogida por la cintura y su mirada era de niña buena que esta haciendo una travesura pero espere a que estuviera en la habitacion para comenzar un acercamiento mas serio.

La habitacion le gusto, la verdad es que era amplia, moderna  y confortable, abri el minibar y descorche una botella de cava, Malena estaba sentada al borde de la cama, me sente junto a ella y brindamos, nos miramos y la bese, pero solo en los labios, se tomo la copa de un trago y se hecho hacia atras tumbandose en la cama, su falda habia subido aun mas.

-Jamas me habia puesto tan agustito con unas copas de cava, que bien entra¡- me dijo mientras cerraba los ojos.

Me tumbe junto a ella y comence a acariciarla pacientemente, la cara, el cuello, el pelo, con mis labios a cms de su oido, ella se dejaba hacer, podia ver como respiraba pausada y profundamente, poco a poco con mucha paciencia, comence a besar su cuello y desabroche otro boton de su camisa,`podia ver sus pezones hinchados abultando en su suje, la bese en la boca y con los ojos cerrados me respondio regalandome su lengua, sobandole las tetas sobre el suje sin que se notara demasiado mi ansiedad (que era mucha) para que no le diera un arrepentimiento de ultima hora, comence a hacer progresos, hasta que me atrevi a tocar su coñito a traves de las braguitas primero y directamente (apartandolas) despues, Malena abrio los ojos, se incorporo y comenzo a quitarme la camisa, la suerte estaba echada.

Bese sus labios y, afortunadamente, desabroche su sujetador a la primera, sus tetas eran maravillosas, redondas y puntiagudas con el roseton oscuro y un pequeño pezon, se las lami y chupe suavemente mientras me quitaba el pantalon y cogia una de sus manos y la llevaba a mi polla sobre el Ck, ella movia su mano abierta entre mi polla y mis pelotas, colaboro cuando le quite la falda y las braguitas, me encontre con un pubis elegantemente delineado en forma de triangulo, le lami las tetitas, las costillas, el ombligo, el vientre hasta que llegue a su coñito, oscuro, de grandes labios y coronado por un clitoris gigantesco y gordo, fue sentir mi lengua en el y comenzar a respirar agitadamente y a mojarse en mis labios, bajo mis calzoncillos y comenzo a deslizar su mano sobre mi polla, haciendome una paja, senti como su clitoris aumentaba de tamaño todavia mas con mis chupadas y lamidas, meti mi lengua en su coñito, sabia delicioso, segui dandole mordisquitos con los labios y chupaditas a su aceituna y pude sentir como Malena se descargaba y corria en mis labios en un orgasmo intenso, segui mis caricias con la lengua mientras apretaba mis nalgas y gemia de gusto, le siguieron mas convulsiones orgasmicas mientras mis deods acariciaban sus pechos y la suya se deslizaba nerviosamente a lo largo de mi polla, le comi el coño hasta que me pidio que parara, extenuada.

Me gusto su media sonrisa y el brillo de su mirada pero mas me gusto verla abrirse de piernas invitandome a que la follara, entre ellas me situe sin dejar de besarla en la boca, el cuello y las tetas, ella fue la que condujo mi polla con la mano al lugar adecuado, senti como se deslizaba en si interior y la penetraba hasta que mis huevos rozaron sus nalgas, su coño lubricado de jugos era acogedor y estrechito, sin moverme, con la polla encajada hasta las pelotas nos besamos furiosamente, mis manos abarcando sus hermosas tetas, hasta que levantando su trasero comenzo a demandar mas accion y comence el mete y saca, suave, susurrandole al oido lo caliente que me tenia y las ganas que le tenia.

-Yo tambien te tenia ganas….peor soy una mujer casada y decente- me dijo entre gemiditos y suspiros.

Cada vez mas acelerados, embistiendo hasta que casi me asfixio (tengo que dejar el jodido tabaco) necesitaba una posicion que me permitiera mas libertad de movimientos con menos esfuerzos y en un puro alarde a lo Tarzan, la cogi en peso sin sacarsela y la puse sobre la mesa escritorio de la habitacion, con su espalda sobre la mesa y sus nalgas al aire, la altura era perfecta, levante sus piernas y comence a follarla en plan peli porno, con las piernas sobre mis hombors y las manos en las tetas mientras ella me pedia que no parara e imploraba a todos los santos, angeles y arcangeles, podia ver sus pelitos rizados y pegajosos, su rajita tragandose mi polla y sus tetas subiendo y bajando al ritmo de su respiracion y mis embestidas, pude verlo hasta que la vista se me nublo, solo me dio tiempo a sacarla con toda rapidez y correrme fuera, los primeros chorros le llegaron entre las tetas y el ombligo, el resto cayo en su pubis y en la entrada de su coñito.

Descanso unos minutos y se levanto apresurada a vestirse con el tipico arrepentimiento postcoito que nos asalta a todos los infieles despues de un buen polvo, solo que la retahila ya me la conocia.

-Por Dios Carlos¡ tengo que irme¡ yo soy una mujer casada y decente¡

Intente calmarla, le jure discreccion y al fin la convenci para que se diera una ducha conmigo ya que estaba bañada en semen, acepto. Una vez en la ducha reanude mis caricias, al principio se mostro esquiva pero poco a poco su participacion fue total, besandonos, abrazandonos, asida a mi polla como de una rama al borde de un precipicio, consegui calentarla de nuevo y llevarla a la cama, alli sin miramientos le puse la polla en los labios y ella la acepto abriendo la boca y dandole lamidas y chupadas, tumbados en posicion invertida reanude mi comida de coño, con esta hermosa mujer casada y decente me estaba pegando uno de los 69 mas ricos de mi existencia, otra vez su clitoris se hincho en mis labios,otra vez las sentia correrse en mis labios y pedirme que le chupara la aceituna mas y mas, mi polla ya estaba de nuevo en su punto.

La puse en cuatro para darle una buena follada a modo de despedida, la vista era apoteosica, un culito redondo, duro, majestuoso, un hoyito redondo  en el centro y su coño oscuro rodeado de pelos pidiendo ser follado y fue follado, vaya que lo fue, agarrado a sus nalgas, dulce y suavemente primero, acelerando y embistiendo de forma desesperada despues, su piel lisa, morena y hermosa, sus nalgas tersas y su maravilloso coñito de mujer dacente y casada, invadido, vulnerado por un amante morboso, estaba comiendo un exquisito sacrilegio, follandola a tope, disfrutando y disfrutando tambien ella con la transgreson, sabia que a Malena dificilmente me la volveria a follar, y apuraba el polvo disfrutandolo, dandole el maximo de placer, estimulandola al maximo, sabia que este polvo seria la fuente de inspiracion de muchos de sus momentos de juegos en soledad y conscientemente me tome el esfuerzo (croe que casisiempre lo hago) de follarla, bien rico, bien bueno, tanto lo disfrute y lo dsifrutamos que me pidio que esta vez no la sacara, que me corriera bien dentro….y los deseos de una hembra como ella siempre seran ordenes para tipos como yo.

Senti como me venia, como la leche fluia salvaje desde mis pelotas a mi polla y explotaba en el delirio, llenando su coño a borbotones mientras ella gemia de gusto, parecia que podia sentir las sensaciones que lla sentia, que su coñito era mio, que estabamos fundidos.

Eran las tres y media de la madrugada, de nada me sirvieron mis intentos de prolongar mas su estancia, se vistio y en forma de despedida me dijo:

Sabes que nunca te olvidare pero no debemos volver a vernos, por favor no me llames ni intentes localizarme, te quiero pero soy una mjer decente y casada.

ME GUSTARIA DEDICAR ESTE RELATO A SUSANA DE PARAGUAY Y LUCI DE NICARAGUA (UN OCEANO NOS SEPARA PERO ESTAIS EN MI CORAZON)

: A ex do meu melhor amigo.

sexnadash:

O que vou relatar aqui aconteceu na virada do ano de 2010 para 2011. Estava na casa do meu tio curtindo a festa da virada do ano junto com vários amigos e amigas, dentre todas as pessoas estava Josi a ex-mulher do meu melhor amigo Andre. Ela estava com um vestido curto deixando suas coxas à…

(Fuente: imsexx)

flutuei:

Meu nome é Alexandra tenho 18 anos e o que vou contar hoje aconteceu comigo, bom hoje já começei a fazer minha faculdade de administração, mas quando aconteceu o que vou contar eu tinha apenas 16 anos. Como toda garota com 16 anos eu estava louca para me aventurar conhecer gente novas, foi em uma clinica que conheci Lucas um moço muito charmoso de 24 anos, não sabia muito sobre ele conversamos um pouco até minha mãe sair do seu médico. Ele me passou seu  número  de  telefone e pegou  o meu, me disse para ligar, passei a noite inteira sem dormir pensando naquele lindo moço, no outro dia me arrumei e fui a escola ao meu intervalo sem nada pra fazer resolvi ligar para ele, ele atendeu com uma voz doce e agradavél e me disse que fico esperando a noite inteira a minha ligação. Então eu disse que não havia ligado pois cheguei em casa e estava muito cansada, ele me disse tudo bem, pergunto o que eu faria a tarde eu disse que como meus pais trabalhavam não iria fazer, ele me pergunto gentilmente se agente poderia se encontrar em algum lugar eu disse que havia um lanchonete que poderiamos se encontrar. Marcamos e nos encontramos lá por volta de umas 15h00, Lucas chegou primeiro sentamos e começamos a conversar ele me disse que me achou muito linda e se poderíamos ir ao um lugar bem mais a vontade sem pensar duas vezes eu disse que sim, então fomos ao um motel, na entrada fiquei um pouco com vergonha pois nunca havia ido ao um lugar assim. Entramos em um quarto e nos sentamos na cama conversamos mais um pouco e ele me deu um beijo, o beijo foi maravilhoso demorado, Lucas começou a beija meu pescoço com delicadeza mais de um modo que estava me deixando fervendo por dentro, nunca tinha tido aquela sensação maravilhosa, ele continuava e  eu estava sentindo um tesão enorme, não conseguia me conter, começei a gemer bem baixinho, e então começou a pegação.E então ele tirou a minha blusa e começou a lamber os meus mamilos, eu não sabia o que fazer estava tomada pelo tesão então comecei a colocar as minhas mãos no seu pênis dele que por sinal já estava ereto, então abri a sua calça e comecei a acarícia-lo bem devagar, Lucas foi ficando vermelho, me parecia ser de tesão. Então continuei, ele parecia estar gostando então de repente ele me jogou na cama com força eu fiquei chocada mais gostei, ele tirou me shots e começou a me lamber toda, fui ficando cada vez mas exitada, acho que ele percebeu não parava de gemer, então ele colocou a sua pica extremamente grande para fora e me disse 
- Agorda vou te fazer gemer.
Então sem dó ele colocou o seu pênis dentro de mim aquela pica enorme,  começando a forçar, era um sensação muito boa ficamos ali por horas, como era bom transar com aquele homem, não espera que ele seria tão bom de cama assim, então descansamos um pouco tomamos um banho juntos e transamos no chuveiro de novo então ele disse para me trocar que ele iria me levar para casa me troquei e fomos embora. Quando chegamos perto da minha casa ele parou o carro e me disse que queria me encontrar de novo me deu aquele beijo de dar inveja, desci do carro e fui o restante do caminho apé então recebi m sms dizendo 
- Da próxima se prepara que eu vou acabar com você.Nunca mais tive ele depois daquele dia, perdemos contato, mas tenho certeza que essa foi uma das minhas melhor aventuras que eu já tive, jamais vou esquecer o quando prazer que Lucas me deu naquele dia.

flutuei:

Meu nome é Alexandra tenho 18 anos e o que vou contar hoje aconteceu comigo, bom hoje já começei a fazer minha faculdade de administração, mas quando aconteceu o que vou contar eu tinha apenas 16 anos. Como toda garota com 16 anos eu estava louca para me aventurar conhecer gente novas, foi em uma clinica que conheci Lucas um moço muito charmoso de 24 anos, não sabia muito sobre ele conversamos um pouco até minha mãe sair do seu médico. Ele me passou seu  número  de  telefone e pegou  o meu, me disse para ligar, passei a noite inteira sem dormir pensando naquele lindo moço, no outro dia me arrumei e fui a escola ao meu intervalo sem nada pra fazer resolvi ligar para ele, ele atendeu com uma voz doce e agradavél e me disse que fico esperando a noite inteira a minha ligação. Então eu disse que não havia ligado pois cheguei em casa e estava muito cansada, ele me disse tudo bem, pergunto o que eu faria a tarde eu disse que como meus pais trabalhavam não iria fazer, ele me pergunto gentilmente se agente poderia se encontrar em algum lugar eu disse que havia um lanchonete que poderiamos se encontrar. Marcamos e nos encontramos lá por volta de umas 15h00, Lucas chegou primeiro sentamos e começamos a conversar ele me disse que me achou muito linda e se poderíamos ir ao um lugar bem mais a vontade sem pensar duas vezes eu disse que sim, então fomos ao um motel, na entrada fiquei um pouco com vergonha pois nunca havia ido ao um lugar assim. Entramos em um quarto e nos sentamos na cama conversamos mais um pouco e ele me deu um beijo, o beijo foi maravilhoso demorado, Lucas começou a beija meu pescoço com delicadeza mais de um modo que estava me deixando fervendo por dentro, nunca tinha tido aquela sensação maravilhosa, ele continuava e  eu estava sentindo um tesão enorme, não conseguia me conter, começei a gemer bem baixinho, e então começou a pegação.E então ele tirou a minha blusa e começou a lamber os meus mamilos, eu não sabia o que fazer estava tomada pelo tesão então comecei a colocar as minhas mãos no seu pênis dele que por sinal já estava ereto, então abri a sua calça e comecei a acarícia-lo bem devagar, Lucas foi ficando vermelho, me parecia ser de tesão. Então continuei, ele parecia estar gostando então de repente ele me jogou na cama com força eu fiquei chocada mais gostei, ele tirou me shots e começou a me lamber toda, fui ficando cada vez mas exitada, acho que ele percebeu não parava de gemer, então ele colocou a sua pica extremamente grande para fora e me disse 

- Agorda vou te fazer gemer.

Então sem dó ele colocou o seu pênis dentro de mim aquela pica enorme,  começando a forçar, era um sensação muito boa ficamos ali por horas, como era bom transar com aquele homem, não espera que ele seria tão bom de cama assim, então descansamos um pouco tomamos um banho juntos e transamos no chuveiro de novo então ele disse para me trocar que ele iria me levar para casa me troquei e fomos embora. Quando chegamos perto da minha casa ele parou o carro e me disse que queria me encontrar de novo me deu aquele beijo de dar inveja, desci do carro e fui o restante do caminho apé então recebi m sms dizendo 

- Da próxima se prepara que eu vou acabar com você.

Nunca mais tive ele depois daquele dia, perdemos contato, mas tenho certeza que essa foi uma das minhas melhor aventuras que eu já tive, jamais vou esquecer o quando prazer que Lucas me deu naquele dia.

contos eroticos/-comi-recem-casada.

 oLÁ GENTE,poxa faz tempo hem,nossa essa aqui e foda comi uma vizinha recem casada,sou casdo 38 anos moreno,simpatico boa forma,não copo rescultural,eu e minha esposa tem uma vida sexual normal de duas vezes po semana,porem eu não aguento e fico na mão,gosto de sair mais com mulheres casadas porque são discreta,vamos lá moro em são paulo zona sul,minha casa é um sobrado geminado,sempre estão alugando o vizinho,pela segunda vez muda pra esse sobrado uma casalzinho recem casado,estava eu lavando meu carro com a garagem aberta quando chegou um caminhão das casas bahia,logo atras um carro fiat uno,era o novo morador com sua esposinha,logo que eles abriram a casa foi descarregado algumas coisa,ao sair o caminhão eles vieram até a mim se apresentando dizendo que seria meu vizinho,dei as boas vindas a eles logo,pegamos amizade,ele me pediu se poderia receber alguns moveis porque ainda estava sem cama,eu de pronto disse que sim,logo minha esposa saiu estava indo trabalha ela e professora,comprimentou eles e eu falei do favor que iria fazer sem problemas,então pra minha supresa o rapaz perguntou se ali vendia comida proxima pois ele iria compra para sua esposa pois ele ireia trabalha e ela iria ficar esperando outros caminhão,eu disse que não mas que se elel não se importava mais tarde eu compraria até porque era uma 10hs da manhã,ele disse sem problemas vou deixar odinheiro com ela,então ele se foi,eu logo em seguida fui até a casa levar uma cadeira pra ela,foi entao que notei as belas curva,branquinha bumbum ribitado,linda 22 aninhos,ela estava de camiseta azul bem clarinho sem sutiã,nossa fiquei já excitado e disse tenho que come-la breve,comecei a conversa ela disse que tinha uma semana e meia de casada,que iria ficar morando ali até o apartamento sair,logo falei da vida de casado ela se abriu então falei que o pior e o sexo,pois ela disse que ainda estava começando e que seu marido foi o primeiro e unico então ela não sabe da diferença,mudei de assunto sair da casa e fui pra minha ela disse que não esqueça de compra comida pra ela,então fui faze comida fiz tudo,além de deixar meio amostra alguns dvd porno,fotos minha nú que minha esposa fez,dela em fim por volta das 13hs ela me chamou pra ver se eu ia buscar entaão eu ofereci,ela agtadeceu mas negou eu ensistir muito ela então entrou,enquanto ela ficou na sala eu pterminava de prepara tudo até um vinho,quando estava tudo pronto à chamei notei ela olholando os dvds,as fotos estava virada de forma diferente que deixei,ela veio eu a ofereci um vinho ela aceitou,logo disse “homem adora filmes porno né” eu sim quem não gosta,ela riu brinquei casado de novo e bom porque trepa todos os dias,ela riu e disse ” ants fosse ele não aguent tanto,me dixa não mão as vezes” falei nossa como ele consegue,uma mulher tão linda e gostosa,ela riu meu pau ficou duro naquela hora e eu fui logo falando,veja so em conversar com vc olha como estou,ela riu disse vc e tarado ,eu disse não gosto de mulher peguei a mãozinha dela bem delicada de 22 anos e eu 37 e falei pega aqui e igual do seu marido,ela disse ” nossa parece ser gigante” mas vc e louco,não vc que ta louca pra mete,ela riu e disse olha moço estou mesmo mas eu amo meu marido,eu disse eu também amo minha esposa,vc vai ficar maluca enquanto não goza muito ela disse,olha eu perdi minha vingidade na lua de mel,de lá pra cá me dá sempre esse calor,foi então que levantei da mesa disse a ela fica de pé,fui por tras dela e comecei a chupa seu pescoço ela arrepiava logo pegou minha cabeça e puxou,ali já era comecei a chupa-la dexei ela nua coloquei sobre a mesa e mandei ver,coloquei mina rola de 18cm naquela bucetinha estremanete apertada e bicha gemia igualzinha cachorra no cio,logo o celular dela tocou,ela mandou para que era o marido ntão meio ofegante,ela atendeu,o marido perguntou o que era que ela tinha neste momento estava bem de vagarinho comento ela na mesa,ela disia que estava cansad porque estava varrendo a casa,logo desligou eu contnuei vi ela goza varias vezes então levei ela pro meu quarto e a comi muito,até o cuzinho dela,ela aprendeu e fazer gulosa louca,bom hoje depois de um ano e emio conto pra vcs,comi ela durante esses dois anos que ela morou lá,até hoje eu a como,voou eu e minha esposa na casa deles,somos amigos,ela e mais amiga da minha esposa,quando ela mudou para o apartamento fui come-la na cama dela antes do marido dormi a primeira noite,bom agora que vcs já leram se vc e casad ou mulher que quer levar uma boa surra de rola me escreva para

Vida Gostosa: Conto Erótico

vidagostosa:

Olá, meu nome é Carol, tenho 21 anos, sou loira, olhos castanhos, não sou muito alta, tenho a boca bem carnuda, seios e bumbum deliciosos (modéstia a parte).

O conto que vou descrever a vocês já faz um tempo que aconteceu.

Eu estava fazendo algumas pesquisas da faculdade, enquanto o dia lá…

(vía vidagostosa-deactivated20130115)

Falando de Sexo: Conto 2

h-m-porn:

Namorava a Natália há mais ou menos 2 anos, e comecei a notar a minha cunhadinha, na época com 17 aninhos. Seu desenvolvimento era notório, e o comentário de todos era de que “com certeza ela já está dando por aí”, especialmente de sua irmã, que a classificava como uma “menina de cabeça fraca”….

(vía h-m-porn-deactivated20130123)